Tequila y mezcal en bar en Bogotá: dignos representantes de México en el mundo

tequila y mezcal en bar en Bogota

tequila y mezcal en bar en Bogota

Hay elementos característicos que identifican un pueblo, de modo que al nombrarlos todos reconocen de quien se habla. Entre ellos se encuentran los estilos musicales, la gastronomía y, por supuesto, las bebidas típicas. Así, una combinación de tequila y mezcal en bar en Bogotá evoca a la nación mexicana.

¿Alguna vez has paladeado estas bebidas? Entonces sabes que ambas resultan exquisitas; pero, si no eres de los que investigan los detalles, quizás no sepas que son como parientas. El hecho es que además de provenir de México, se relacionan por su elaboración a partir de una misma planta, aunque de diferentes variedades.

Similitudes y diferencias entre el tequila y el mezcal

El tequila:

  • Ha sido popular por más tiempo, constituyendo el licor típico mexicano por excelencia. Se desarrolló comercialmente con el aporte de los rancheros.
  • Para su elaboración se utiliza únicamente agave azul.
  • Obtuvo su denominación de origen (D.O.) en 1975 y solo puede ser producido en 5 estados (110,000 km2).
  • La cocción de la fruta se realiza en autoclaves o en hornos de mampostería.

El mezcal:

  • En la actualidad protagoniza una genuina revolución a nivel mundial; por tanto, se le encuentra en los bares más destacados ocupando un lugar muy bien merecido. No obstante, aún es parte de la cultura Zapoteca.
  • Se prepara con unas doce especies distintas de agave, entre los cuales destaca la variedad espadín.
  • Su D.O. es de 1995, 20 años después, y se prepara en 9 estados (500,000 km2). Esto representa la cuarta parte del territorio nacional; por lo cual, ésta es la mayor denominación de origen del planeta.
  • El proceso de cocción se continúa haciendo según las antiguas tradiciones en hornos de piedra cónicos. Esto le confiere un sabor ahumado que da gran personalidad al licor.

En ambos casos, existe la categoría pura, con un sabor intenso y genuino, que emplea un 100% de agave; por otro lado están las mezclas, que permiten que el tequila tenga hasta un 49% de otros azúcares o un 20% en el caso del mezcal. Las cifras de producción y exportación de los dos productos, principalmente a los Estados Unidos, siguen en aumento.

 

Las 6 preguntas más frecuentes sobre consoladores

Los consoladores, vibradores o dildos son juguetes sexuales que cada vez más van perdiendo ese componente de tabú y de prohibido que tenían. De todos modos aún existen muchas dudas en torno a ellos. Te las despejamos todas a través de las X preguntas más frecuentes en torno a ellos.

1.¿Cómo debo utilizar un consolador? ¿Y cuál debo elegir?

La sexualidad es diferente en cada uno de nosotros. Cuando estés solo/a descubre por ti mismo qué es lo que te gusta más con tu dildo: una penetración profunda, vaginal, anal, prefieres solo estimular el clítoris, la próstata, etc. Elige el más adecuado para ti.

2.¿Qué tipos de consoladores existen?

Realísticos, anales, dobles, de vidrio y metal, estimuladores de clítoris, de próstata, etc.

3.¿Qué diferencia hay entre un consolador, un vibrador y un dildo?

El vibrador como su propio nombre indica incorpora un pequeño motor eléctrico que vibra para ofrecer más placer; el consolador no tiene función de vibrador; el dildo es la forma inglesa para denominar al consolador.

4.¿Se debe utilizar lubricante para usar un consolador?

Sí. Facilita la penetración. Lo mejor es usar uno especial para juguetes sexuales. Son más espesos y se mantienen por más tiempo sobre el consolador.

5.¿Debo usar condón en el consolador?

Es recomendable ya que evitamos posibles alergias a algún componente del mismo. Si tienes alguna infección de transmisión sexual no es recomendable sino exigible ya que puedes infectarte tú mismo en próximas ocasiones.

6.¿Cómo se debe limpiar un consolador?

Limpia tu consolador/ vibrador después de cada uso. Si es vibrador lo primero que tienes que hacer es quitarle las pilas. Si es Jelly: con jabón neutro y agua tibia; si es de sillicona: con agua caliente y si quieres que quede bien pon un 10% de lejía en el agua; si es de metal puedes usar agua caliente o incluso hervirlo.