Post Type

Hace más de un siglo se empezó a utilizar en las construcciones un material que causó un gran éxito y aceptación por su resistencia y propiedades, el cual fue usado como un excelente revestimiento en las estructuras, a este se le conoció como fibrocemento y cuyo origen se remonta a principios del siglo XX cuando fue ideado por un ingeniero austriaco llamado Ludwig Hatschek.

Éste producto era fabricado originalmente con cemento y fibra de amianto (también conocido como asbesto); este último posee extraordinarias propiedades químicas, físicas y mecánicas; se convirtió en un recurso muy empleado en la construcción a nivel mundial, y su uso prosperó durante muchos años debido al bajo coste, ya que existen muchos yacimientos y extraerlo es relativamente económico.

A pesar de que el amianto presenta características realmente buenas, hace aproximadamente medio siglo, se demostró de forma médica y científica que los productos relacionados con el mismo causan graves problemas de salud; y entre los años 1990 y 2005 empezó a prohibirse a nivel mundial, aunque aún se sigue utilizando en algunos países en desarrollo.fibrocemento

En ese sentido, se sustituyó dicho componente en la fabricación del fibrocemento, realizando pruebas con polipropileno y diferentes tipos de fibras, como: vinílicas, de celulosa o de vidrío, siendo la última la que arrojó mejores resultados. Actualmente es utilizada la fibra de vidrio AR (Álcali Resistente) debido a que no es un elemento nocivo para la salud y ofrece un mejor rendimiento.

 

A pesar de que este material tiene años prohibido, todavía existen innumerables instalaciones, construcciones, edificios, casas y almacenes que fueron elaborados utilizándolo; generando un riesgo potencial a las personas que hacen vida en el lugar y a los que se encuentran en sus adyacencias.

Por consiguiente, la mejor opción es realizar un retiro del fibrocemento y la limpieza del sitio; un trabajo que no lo puede realizar cualquier persona, es un proceso que tiene que ser ejecutado por expertos capacitados en el tema, que dispongan de equipos técnicos y recursos específicos, garantizando un servicio seguro, rápido y eficaz.

Además de contar con expertos en el tema del desamiantado, capaces de identificar y detectar correctamente, se requiere una gran cantidad de herramientas y utensilios como: aspiradoras, trajes de seguridad, guantes, máscaras, lentes, aspiradores, bombas de medición ambiental y un gran número de equipos que facilitan el trabajo y permiten atacar de la mejor manera el problema existente.

En conclusión, aunque el fibrocemento ya no se fabrica con amianto porque es perjudicial para la salud, aún existen muchas instalaciones que poseen este dañino material, razón por la cual, debemos dejar la eliminación de estos elementos en manos de una empresa especializada que ofrezca los mejores resultados.

Sobre El Autor

Deja un Comentario