Post Type

Tener una página web o un canal en internet con una estupenda apariencia, de interfaz intuitiva y atractiva, donde destaquen los contenidos más que la publicidad, en el que pueda ingresar y navegar sin complicaciones hasta un niño pequeño, de usabilidad inigualable, con todos los pertrechos informáticos que una página web pueda ofrecer, rico en gadgets y hasta con espacios para el entretenimiento y la interacción en la plataforma, en pocas palabras, que el cliente la encuentre de utilidad, interesante y participativa, en resumen, una página web perfecta, no serviría de nada para los negocios si no se integra en ella la estrategia de marketing.

La estrategia de marketing a su vez, no sería útil sin el SEO, porque es justamente ese el elemento que lleva al usuario al canal donde se hará el resto de la labor. Todo comienza por brindarle al usuario la oportunidad de participar en las actividades de interés que proporciona el sitio, de leer y disfrutar de sus contenidos, comprenderlos, interpretarlos y con base en las opiniones entrar en el campo de ofrecer soluciones a sus necesidades como posible cliente. Esto funciona dándole al potencial cliente herramientas para su propósito principal, aquél que justamente y a través del SEO le condujo hasta esa importante visita a la página. A nivel empresarial, cada entrada al sitio es de suma importancia, sea proveniente del SEO o no, pero en ningún momento se puede descuidar la promoción y comercialización, aunque no será esto lo que busque el SEO.

Sin el SEO, el sistema de captación estaría incompleto. Anteriormente se dependía únicamente de la publicidad en los medios convencionales, y en algunos casos de las encuestas en la calle, pero ahora con estas bondades al alcance de la mano, el hecho de relacionar contenidos con la necesidad del cliente da la ventaja de acercarse al público, de interactuar y obtener las respuestas que otrora eran sencillamente deducciones de que se había logrado un propósito, sin importar que los productos se quedaran en los anaqueles. Antes el objeto del mercadeo era que los clientes buscaran alternativas, que las cadenas de comercialización siguieran o no solicitando despacho o, tratándose de servicios, lo que importaba era conseguir clientes, no importaba si estos permanecían leales a la empresa o no, sino que por lo menos una vez se lograra captarlos y venderles lo que se ofrecía. Pero el mundo de los negocios ha sufrido tantos cambios, que simplemente han llevado a la conclusión de que la fidelidad de los clientes produce más que las ventas directas obtenidas por el hecho de venderles una sola vez a miles de usuarios. Así que se fue haciendo cada vez mayor la necesidad de mantener el contacto con el público y procurar su satisfacción de acuerdo con las actividades productivas de la empresa.

Aunque esto último se puede impulsar con anuncios publicitarios como los Banners y pop ups, o integrando contenidos contextuales en el E-Advertising, ahora también con ayuda podemos aprender a potenciarlos a través de redes sociales, blogs y espacios de interacción online como los sistemas de compartir archivos y paginas relacionadas, o usando el correo electrónico. A esto se le llama Social Media Marketing y Email Marketing. Pero para que el usuario llegue hasta ellos, el SEO tiene que lograr su propósito, dado que ese es obviamente el elemento esencial para que todos los otros métodos de interacción funcionen durante la visita.

El SEO tiene la función de establecer el contacto inicial para que el cliente potencial, que posiblemente no conoce ni la empresa, ni el producto, sienta un poco de curiosidad por saber más. Pero lo primordial es darle lo que necesita, lo que está buscando: una solución a un problema o una necesidad que aún no ha sido cubierta por ningún otro competidor. Es ahí donde radica la importancia del SEO, en la posibilidad de que el cliente llegue hasta los canales de comunicación online. Aunque muchos suelen ver esto en lugar de una estrategia como una especie de falacia informativa, dado que muchos utilizan abusivamente esta herramienta para sencillamente ganar visitas y atraer público para entonces venderle el producto sin brindarle realmente soluciones, el SEO es un componente real y efectivo del marketing digital. Es una especialidad que se estudia, se aprende, se perfecciona y además se enriquece, ¿cómo? Con el resto de las herramientas del marketing antes citadas.

Si deseas saber más de marketing digital y así mejorar el proceso de posicionamiento de tu marca o empresa, puedes obtener más información en este blog.

 

Sobre El Autor

Deja un Comentario