Qué es un elevador coche y qué tipos se encuentran en el mercado

elevador coche

elevador coche

El elevador coche es una maquinaria indispensable en cualquier taller mecánico. Se utiliza frecuéntemele en los diversos trabajos de mantenimiento y reparación de los coches. Actualmente se encuentran diferentes clases. Según sus características, pueden ser duraderos y contribuyen en la mejora del nivel de productividad.

El elevador de coche de dos columnas, cuenta con dos fuertes puntos de apoyo y brazos situados en una base. Principalmente se usa para sostenerlo en alto y así el especialista en mecánica pueda realizar los trabajos. Con ello se obtiene una visión amplia de las partes que le integran, dando una perspectiva amplia y facilidad para remover o reparar las piezas.

También, se encuentra el de cuatro columnas, que tiene el mismo principio que el anterior pero con dos brazos adicionales y sirve para coches más pesados. Otra variedad es el elevador de tijera. Tienen capacidades y alturas diferentes. Los más bajos pueden alcanzar hasta 36 pulgadas arriba del suelo. Se utilizan para el cambio de ruedas o para reparación de carrocería.

Por mucho tiempo, los elevadores con estructuras subterráneas se habían considerado necesarios en los talleres con el fin de mantener el piso libre de obstrucciones cuando no se usa. El espacio donde se ubican, debe ser preparado con anticipación. Adquirir uno de estos, constituye una inversión que se hace a modo de incrementar la productividad.

El elevador de alineamiento es una clase especial y cuenta con características adicionales que ayudan a llevar a cabo exitosamente el servicio de alineación del coche. Cuenta con platos de posicionamiento manual y placas antideslizantes.

Los elevadores de columnas portátiles entran en la gama de las innovaciones. Permiten agregar o quitar columnas dependiendo del proyecto. A estos se les incorpora la tecnología avanzada, puesto que tienen funciones de comunicación inalámbrica con lo que se acopla con las demás partes y así  funcionen al mismo tiempo.

Existe una variedad que puede ser utilizada tanto en los talleres como en los estacionamientos. En su mayoría ayudan a ahorrar espacio, puesto que son diseñados para que dos coches puedan estar uno encima del otro.  Finalmente, el más común y utilizado en el mundo es el elevador portátil, el cual sirve en el cambio de las ruedas que se han desinflado por cualquier razón, por otra que se encuentre en buen estado.